Regímenes Aduaneros

Los destinos y regímenes aduaneros pueden entenderse como el conjunto de operaciones que la normativa aduanera permite realizar en el comercio internacional. Aunque las dos operaciones más habituales son la importación y la exportación definitivas, un adecuado conocimiento del resto de destinos y regímenes va a permitir a la empresa beneficiarse tanto desde el punto fiscal como operativo ante determinadas circunstancias.

Son destinos aduaneros los siguientes:

  1. Zona franca o depósito franco
  2. Reexportación
  3. Abandono
  4. Destrucción bajo control aduanero
  5. Inclusión en un régimen aduanero, entre los que podemos distinguir los siguientes 8 regímenes:

a) Despacho a libre práctica o a consumo

b)  Exportación

c) Tránsito

d) Depósito aduanero

e) Perfeccionamiento activo

f) Perfeccionamiento pasivo

g) Importación temporal

h) Transformación bajo control aduanero